59 muertos y 527 heridos en total, fueron las victimas del multimillonario armado con 23 cañones.

10 Oct, 2017

El contador jubilado de 64 años, se suicidó antes de que los oficiales lo capturaran. Las autoridades encontraron en el sitio varios tipos de armas, explosivos y miles de cartuchos de munición.

También encontraron en su auto varios kilos de nitrato de amonio, un compuesto que se puede convertir en explosivos como los utilizados en el bombardeo de Oklahoma en 1995.

Los investigadores creen que el tiroteo, el más letal en la historia moderna de Estados Unidos, fue un ataque de “lobo solitario”, y dicen que no tienen información que los lleve a sospechar que hubo cómplices en el hecho.

El hermano de Paddock describió al tirador como un desarrollador inmobiliario multimillonario que le gustaba jugar grandes cantidades de dinero en los famosos casinos de Las Vegas, y que su padre era un ladrón de bancos que estaba en la lista de los más buscados.

Los investigadores están trabajando para establecer un motivo de este ataque, pero por lo menos no existen indicios inmediatos de que la masacre estuviera relacionada con el terrorismo internacional.

El grupo del Estado islámico se atribuyó la responsabilidad del ataque y dijo que el hombre armado era “un soldado” que se había convertido al islam hace meses, pero no existen evidencias que sustenten tal teoría.

Las personas que asistieron al concierto de música country describieron las escenas de horror al darse cuenta de que en primera instancia pensaron que solo se trataba de fuegos artificiales, pero en realidad eran disparos.

Después de la balacera, la policía cerró el ocupado Boulevard, y las autoridades federales y estatales convergieron en la escena.

La Interestatal 15 se cerró brevemente y los vuelos en el Aeropuerto Internacional McCarran fueron suspendidos. Las salas de emergencia del hospital estaban repletas de heridos y llenos del horror que embargo a Texas en ese momento.