Este hombre casi pierde su “miembro” luego de intentar hacerlo con una almeja.

Conoce a “Fray Bigotón”, el único perrito que también es monje franciscano.

Ellos pensaban que le aplicaban bronceador a una mujer atractiva. Cuando se dé la vuelta, no pararas de reír…