Misteriosa criatura ha sido captada en un desierto de Portugal.

Turista destroza estatua de San Miguel con 400 años de antigüedad al intentar tomar una “selfie”.