La polémica transformación de esta mujer a hombre la ha dejado sin amigos y familia.

La niña transgénero portada del “National Geographic” fue amenazada de muerte.